La montaña a tus pies
Sección Cliente
Sección Cliente

Nuestras marcas de cascos, como elegirlo y su correcta colocación

Aquí os mostramos nuestras marcas de cascos, que podrás encontrar en nuestras tiendas, o las cuales podemos traeros sobre pedido.

EL CASCO, ¿CUANDO ES OBLIGATORIO?

 

El casco de protección, homologado, es obligatorio para conductores y ocupantes, de bicicletas, si circulan por vías interurbanas, salvo en rampas ascendentes prolongadas, por razones médicas acreditadas o en condiciones extremas de calor.

Elección del casco

Elegir bien el casco es básico para tu seguridad. Aquí compartimos una pequeña guía y unos consejos.

¿ Cuándo cambiar de casco?

 

Cuando recibes un golpe

El casco ha sido concebido para proteger la cabeza de un golpe, su protección es recomendable solo para uno. Cuando este recibe un golpe puede parecer que el casco no se haya visto afectado, pero la verdad es que es posible que tenga una fisura y ser más frágil en alguna parte no visible. Ir con un casco que ya haya recibido un golpe puede ser muy peligroso porque no te protegerá en proximas caídas.

Deterioro visible

Si observas a simple vista un deterioro del casco (pequeñas fisuras, correas sueltas, elementos que se desenganchan...) es importante que cambies el casco. Solo un casco en buen estado puede protegerte eficazmente.

Tras unos años

Según cuál sea tu modalidad y el número de salidas que realices, te recomendamos que cambies de casco a partir de 5 años si este está en buen estado. Un casco deteriorado puede tener elementos y materiales envejecidos, sobretodo si guardas tu casco en un lugar húmedo y frío.

Cambio de modalidad

Si quieres cambiar de modalidad, puede que necesites un casco diferente, uno que se adapte mejor a tu nueva práctica, según las necesidades de la misma.

 

Otros motivos

El antojo de cambiar de casco, buscar un casco más ligero, un cambio de diseño, mayor ventilación, mejor aerodínamica, etc.

 

¿Como elijo la talla del casco?

 

Talla de los cascos de bicicleta y BTT

 

Las tallas de los cascos aparecen con la indicación «53-56 cm», que corresponde a la circunferencia mínima y máxima de la cabeza. Para conocer tu talla, solo debes medir el perímetro de tu cabeza: con un metro flexible y desde la frente, la parte más ancha. 

Elegir el casco del niñ@

Para elegir un casco para niños, lo primero que hay que tener en cuenta es la elección de la talla adecuada. Comprueba que tenga algun orificio de ventilación y que cumpla la normativa CE que verifica la calidad del casco.

Elegir un casco para BTC/Bicicleta de ciudad

Los cascos BTC y de ciudad normalmente son bastante redondos y llevan ventilaciones. Comprueba que puedas lavar todo el casco o al menos las partes interiores desmontables de espuma. Comprueba la normativa que valida la calidad del producto (normativa CE).

Elegir un casco de bicicleta de carretera

Una vez sepas la talla del perímetro de tu cabeza, ya solo debes prestar atención a algunos pequeños detalles: que tenga ventilaciones, el modo de lavado del casco, la normativa CE y el peso del casco si estás buscando un casco ligero.Todos los cascos de bicicleta de carretera normalmente son muy ligeros, la gran diferencia puede ser el diseño del casco (forma aerodinámica y colores).

Elegir un casco de BTT

Los cascos para la práctica clásica de la BTT (travesía, cross country) se parecen mucho a los de ciudad o de carretera. Deben tener muchas ventilaciones, deben estar certificados (normativa) y deben ser ligeros. Los cascos de BTT pueden llevar pequeñas viseras para protegerse de la lluvia (o el sol) o de las salpicaduras de barro.

Elegir un casco de BTT Freeride

Si practicas BTT intensivamente, con saltos, descensos en montaña, etc., es importante que tanto los principiantes como los expertos usen un casco. El casco integral (tipo motocross, pero más ligero) es muy útil porque protege toda la cabeza y la mandíbula en caso de caída. Las caídas en esta disciplina pueden ser graves y fuertes, por eso es importante el casco.

Elegir un casco de BMX

Existen dos tipos de casco: el casco integral (tipo motocross que protege totalmente la cabeza) y el casco tipo «bol», que como su nombre indica parece un bol. El casco integral protege más, pero puede ser incómodo (peso, visibilidad). También se utiliza para la práctica del «BMX race» (carreras). El casco tipo «bol» se utiliza más en otros deportes de BMX (ciudad, skatepark). 

¿Como colocar correctamente el casco?

El casco debe envolver bien la cabeza y no deben quedar espacios ni tener juego entre la cabeza y el casco, o al mover la cabeza lateralmente debe ajustar bien. Tiene que estar derecho y recubrir al mismo tiempo la parte superior y la frente (unos 4 cm por encima de las cejas) y por detrás de la cabeza. Si recibimos un golpe por detrás solo el casco debe colisionar con el suelo.

La correa no debe ajustar demasiado, puesto que la cabeza debe girar sin problemas, tampoco puede estar muy suelto, quedando por encima de la barbilla, para estar seguro de que el casco está bien colocado, mueve la cabeza de derecha-izquierda y de arriba-abajo, y el casco y la correa no tienene que moverse ni molestarte.

Que no tenemos que hacer

 

Llevar el casco sin atar

Ponerse el casco no sirve de nada si no lo llevas atado. Esto puede ser aún más peligroso que no llevarlo. Si te golpeas o te caes, tu cabeza no estará protegida.

Ir sin casco

A pesar de que llevar casco no es obligatorio dependiendo de por donde circules, sí que es muy recomendable. Una caída o un choque, sin importar cuál sea la práctica en bicicleta que realizas, le puede pasar a cualquiera, ya sea principiante o experimentado. El casco es un elemento de seguridad que no hay que olvidar y que puede evitar graves consecuencias, llegándote a salvar la vida. No importa cómo sea el recorrido, en carretera o por caminos, al igual que el cinturón de seguridad en un coche, el casco en la bicicleta puede evitarnos lesiones irreparables.

Llevar un casco demasiado grande o mal ajustado

Un casco demasiado grande pierde toda su eficacia. Un posible golpe no se expandirá por el conjunto del casco y pude hacer mucho daño. Un casco mal ajustado puede resultar muy peligroso porque puede ahogarte o herirte de gravedad.

Utilizar un casco para otra cosa que no sea la bicicleta

Un casco de bicicleta está concebido exclusivamente para la práctica de la bicicleta. No está permitido utilizar estos cascos para deportes mecánicos (moto, por ejemplo). El casco integral de BMX o BTT Freeride tampoco está concebido ni está homologado para ir en moto o para otro uso que no sea la bicicleta.

 

 

Escoger un modelo dentro de la gama de cascos de bicicleta es un tema especialmente sensible, dado que es el elemento de seguridad más importante. El mundo de la bicicleta está plagado de marketing y terminología que muchas veces nos desorienta a la hora de elegir los componentes o accesorios para bicicleta más adecuados.

Si a esto le sumamos que a la hora de elegir un casco para bici debemos tener en cuenta aspectos como la aerodinámica, la ventilación o la comodidad, la cosa se complica aún más.

En este artículo queremos echar luz sobre el asunto, exponer cuales son los aspectos que debes tener en cuenta para ayudarte a la hora de comprar el casco para bicicleta que más se ajuste a tus necesidades:

Medidas del casco de bicicleta

Habrás podido observar que la mayoría de marcas usan terminología tipo “S-M-L” para describir la talla de casco. En realidad cada uno de estos términos enmarca unas medidas en centímetros.

Por ejemplo el Catlike Mixino se divide en:

  • SM: Entre 52 y 54 centímetros
  • MD: Entre 55 y 57 centímetros
  • LG: Entre 58 y 60 centímetros

¿Cómo saber la medida de nuestro casco para bicicleta?

Simplemente hemos de medir la circunferencia de nuestro cráneo a la altura de la frente, justo por encima de las cejas, esa es la posición en la que deberemos colocar el casco..

como-elegir-casco-bicicleta

Una misma talla de casco puede servir para distintas medidas, por eso al ponernos el casco debemos ajustarlo con la ruedecilla posterior. En caso de necesitar muy poco ajuste, deberemos probar una talla más grande o más pequeña.

Es importante tener en cuenta que el casco debe estar sujeto pero nunca apretarnos, ya que esto nos puede ocasionar dolor de cabeza.

 

Seguridad de los cascos de bicicleta

Como ya hemos dicho antes, el casco es el elemento de seguridad por antonomasia dentro del ciclismo. Comprar un casco de bici en la unión europea requiere que este haya pasado por una serie de homologaciones y certificaciones.

Más concretamente cualquier casco de ciclismo vendido en territorio comunitario ha de estar homologado a la Directiva Europea 89/686/CEE, esta homologación se consigue gracias a la certificación EN1078 (Estándar para ciclistas y usuarios de monopatines y patines en línea).

¿Qué debo mirar para asegurarme de que un casco es seguro?

EN 1078 es el código que debes buscar en el empaquetado del casco junto con el símbolo CE para asegurarte de que el casco cumple con los estándares europeos.

comprar-casco-ciclismo

Del mismo modo en Estados Unidos y Australia tienen sus propias entidades de certificación con sus propias homologaciones y certificaciones de seguridad según sus propios estándares. Cualquier marca que quiera vender un casco de ciclismo allí debe pasar las pruebas, por lo general la mayoría lo hacen y es normal encontrarse los logos de la CPSC (US Consumer Product Safety Comission) y de la AS/NZS (Australia / New Zealand Safety Standard).

Si bien estos no son obligatorios en España nos pueden dar una pista de que el casco que vamos a comprar ha pasado por más test y su seguridad está más acreditada.

Si todos son seguros ¿Por qué hay tanta diferencia de precio?

Los estándares garantizan un mínimo de seguridad, a partir de ahí las marcas pueden fabricar cascos con más innovaciones destinadas a proteger nuestras cabezas.

Un aspecto a tener en cuenta es la construcción del casco, generalmente los cascos de ciclismo de carretera y MTB se fabrican con poliestireno para la parte interna y polipropileno en la carcasa exterior. En los cascos de gama baja estas dos partes se fabrican separadas y luego se pegan, mientras que en los cascos de mayor calidad se fabrican en un mismo molde formado una única pieza, siendo más eficientes a la hora de absorber impactos, esto se denomina construcción “In-mold”.

Este tipo de construcción encarece el producto, así como el hecho de utilizar materiales más ligeros y resistentes como el Grafeno (en caso de los cascos Catlike), el integrar un sistema de retención destinado a maximizar la absorción de impactos MIPS (ideado por Giro) o simplemente por la ligereza del conjunto.

comprar-casco-ciclismo

Los elásticos negros conforman una segunda capa de protección contra impactos en el sistema MIPS de los cascos Giro

Ventilación de un casco para bici

Este es uno de los puntos clave a la hora de elegir un casco para bicicleta. Vamos a usarlo durante horas y en el transcurso de una actividad física intensa o hasta extenuante. Es por ello que debemos tener muy en cuenta la ventilación, y por ende refrigeración, que el casco que elijamos nos va a proporcionar.

¿Cómo saber si un casco ventila bien?

Podemos guiarnos por el número de agujeros de ventilación, esta puede ser una pista de la cantidad de aire que “entrará” en nuestra cabeza. Ahora bien, no se trata de cantidad sino de calidad, puesto que lo más importante es saber si el casco integra unabuena conducción del aire que circula en su interior.

comprar-giro-aeon

El casco Giro Aeon es un claro ejemplo de casco que ventila muy bien

Un truco para determinar si un casco de bici tiene un buen sistema de ventilación es mirarlo de frente, poniendo el casco entre una pared de color y nosotros. Si al mirarlo podemos ver por los agujeros el color de la pared significa que el aire tiene orificios bien diseñados tanto para entrar como para salir, asegurando así un correcto flujo de viento.

 

Comodidad de los cascos para ciclismo

La comodidad es algo muy personal y subjetivo, un casco que para alguien resulte confortable puede resultar incómodo para otra persona, tanto por la forma de la cabeza como por el hecho de si tenemos mucho o poco pelo en ella.

En cualquier caso para saber si un casco es cómodo hay una serie de aspectos que deberás mirar para orientarte:

¿Cómo saber si un casco es cómodo?

Según su acolchado

  • Este debe estar dispuesto a lo largo de todos los puntos de contacto de nuestra cabeza con la carcasa del casco.
  • Debe estar fabricado con un material suave y con cierto grado de esponjosidad, de modo que en condiciones de mucho movimiento o calor no resulte abrasivo y amortigüe correctamente los movimientos de nuestra cabeza
  • Hay cascos que integran almohadillas con inserciones de gel más cómodas y otras fabricadascon tejidos antibacterianos y que absorben el sudor
casco-ciclismo-comodo

El Spiuk Nexion es uno de los cascos de ciclismo más cómodos gracias a su abundante y envolvente acolchado

 

Según la sujeción

  • El sistema de sujeción está situado en la parte occipital, encima de la nuca, y se extenderá por la parte lateral y superior de la cabeza
  • Algunos sistemas de sujeción permiten varias posiciones en altura, para acomodar distintos tamaños de cabeza
  • En la actualidad la mayoría de cascos integran el sistema de rueda para realizar el ajuste idóneo, deberemos buscarlo pues el el más acertado, especialmente aquellos en los que la rueda tiene un ajuste lo más milimétrico posible
  • A la hora de ajustar el casco este sistema debe mantener el casco firme en el sitio, justo por encima de las cejas, pero sin resultar apretado
  • Las tiras de sujeción deben permitir ajustar la altura de las mismas, para que así no nos molesten en las orejas ni nos aprieten, y además deben estar hechas de un material suave que no rasque
como-elegir-casco-bici

La rueda del Catlike Mixino proporciona un ajuste milimétrico

 

Según sus accesorios

  • La visera es un elemento tradicionalmente utilizado en la práctica del MTB XC, actualmente en desuso, pero para algunos puede resultar útil a la hora de proteger los ojos del sol
    • Hay modelos que incorporan la posibilidad de quitar y poner la visera
  • Las redes anti-insectos aseguran que en caso de entrar algún insecto volador en los agujeros de nuestro casco, este no se meta por la cabeza o pueda picarnos
    • No todos los cascos la integran
  • Las mentonera tiene por objetivo evitar que el clip de enganche de las tiras de sujeción sea molesto
    • Dependiendo del casco la integrará o no, no es imprescindible y se puede rodar cómodo sin ellas
mentonera-kask-mojito

El Kask Mojito lleva una tira de polipiel a modo de mentonera, para maximizar el confort

 

Uso del casco ciclista

Dependiendo de la modalidad de ciclismo que queramos practicar existen diversos tipos de casco para bicicleta, estos se adaptarán a las particularidades de cada disciplina, ya sea en cuanto a protección, ventilación o aerodinámica:

Carretera – XC

Como antes hemos apuntado las viseras se solían usar a la hora de practicar la modalidad de XC en bicis de montaña, actualmente se utilizan los mimos cascos tanto en esta modalidad como en la carretera.

comprar-casco-ciclismo

Mientras sea ligero y ventile bien sirve para ambas disciplinas, en la foto: Giro Atmos II

El casco para ciclismo de carretera y XC es el más común, sus características:

  • Muy ventilado: Pues se trata de modalidades muy exigentes que requieren de evacuación del sudor
  • Ligero: Para no resultar un lastre en las subidas
  • Más o menos aerodinámico: Dependiendo de si lo utilizamos para rodar en llano (más aero) o para escalar (menos aero y más ventilado)

 

Contrarreloj

Este es el casco más llamativo, lo vemos habitualmente en las contrarrelojes de las grandes vueltas, pero en realidad su uso por parte de los ciclistas de “a pie” va enfocado al triatlón.

comprar-casco-triathlon

El Catlike Chrono Aero Plus es el ejemplo más claro de un casco para triatlón o contrarreloj

Comprar un casco de triatlón o contrarreloj supone buscar:

  • Aerodinámica: Está pensado principalmente para ofrecer la mínima resistencia al viento, aprovechando así al máximo las pedaladas
  • Poca ventilación: En los últimos años se ha mejorado en este aspecto, pero los cascos para triatlón destacan por una carcasa con muy pocos agujeros y por ser muy envolventes (por debajo de las orejas)
  • Con pantalla: Algunos incorporan como opción una lámina de plástico transparente, evitando así usar gafas y maximizando la aerodinámica

Enduro

Para las prácticas más extremas del MTB se usa una variedad de casco mucho más envolvente que el de carretera-XC

como-elegir-casco-bicicleta

Más envolvente y protegido, el Kask Rex es un ejemplo perfecto de casco de enduro

Se diferencia principalmente por:

  • Protección de la nuca: Debido al riesgo asumido en esta práctica y las características del terreno que así lo requieren
  • Visera: Tanto como elemento estético, como protección del sol y las ramas que podamos encontrar en los arbustos
  • Peso: Más elevado que en los de carretera ya que el nivel de protección el superior

 

Estos son los aspectos que debes tener en cuenta a la hora de comprar un casco y los distintos tipos según su práctica.

 

RAZONES PARA USAR EL CASCO

Muchas veces nos han dicho que tenemos que usar casco, si vamos andando en bici. Aunque lo cierto es que a algunas personas les da cierta pereza eso de llevarlo puesto. Puede que ayude ver este asunto explicado de una forma un poco peculiar, con experiencias para hacer por uno mismo que nos ayudarán a comprender mejor este tema. 

El dado en el que siempre sale el número 6 
Unos dados que están trucados si los lanzas, casi siempre sale el número 6. Pero ¿por qué?

Tienen el centro de gravedad desplazado hacia el número uno. El centro de gravedad de un cuerpo es el punto del mismo sobre el que actúan las fuerzas, incluida la de la gravedad. Así que el punto de gravedad de un cuerpo tenderá a estar a la menor altura. 
El centro de gravedad del dado está muy próximo al número uno, por lo tanto el número uno tenderá a quedarse debajo. Como el número de la cara opuesta es el 6, casi siempre sale el 6 en estos dados “mágicos”. Si por ejemplo claváis un clavo algo grande en una pelota de espuma y la echáis a rodar, veréis cómo la pelota se para casi siempre con el clavo en la parte que toca con el suelo. El centro de gravedad tiende a estar a la menor altura posible.

¿Qué tiene que ver esto con las caídas desde la bici? 
La cabeza es una parte del cuerpo que es pesada y voluminosa, por lo tanto es relativamente fácil que nos demos con ella en el asfalto. Es probable que golpee contra el suelo y que lo haga con cierta fuerza.

La tostada siempre cae por el lado de la mermelada 
Hemos oído muchas veces eso de que las tostadas cuando caen siempre van a dar en el suelo por el lado que tienen mermelada. Así, la tostada se estropea y no nos la podemos comer (a menos que no nos importe que la mermelada tenga cosas raras).

Si se nos cae una tostada desde una mesa, siempre caerá con la cara que tiene mermelada mirando hacia el suelo. Esto siempre y cuando la tostada al tenerla encima de la mesa, la mermelada está en la cara que vemos (boca arriba). ¿Hay alguien que unte la tostada y la deje boca abajo? Imagino que no…

¿Qué ocurre si desde la altura de una mesa común empujamos la tostada hasta el borde y la dejamos caer? Hemos hecho la prueba y ocurre más o menos lo que se puede ver en las fotos.

Como se puede apreciar, la tostada está encima de la mesa con la cara “A” hacia arriba. Empujamos la tostada y al llegar al suelo, la cara que queda boca arriba es la “B”. Lo hemos hecho 10 veces y en las 10 ha ocurrido lo mismo.

Si en lugar de tirar la tostada desde la mesa, la tiramos desde un punto más alto, puede darle tiempo a la tostada a dar una vuelta más y acabar en el suelo con la cara “A” boca arriba. Pero si cae desde la mesa, acaba siempre con la cara “B”.

Si nos caemos desde una bici, por la forma y la altura con la que se suele caer la gente, ¿qué parte pensáis que es la que suele acabar en el suelo? Pues desgraciadamente suele ser la cabeza.

Explicación 
¿Cuál es el motivo de que nos golpeemos con la cabeza la mayor parte de las veces? La respuesta es sencilla. Cuando tenemos un accidente con nuestra bici podemos caer de dos maneras. Una es saliendo disparado hacia delante por encima del manillar y la otra caer de lado. Para cada caso la explicación es diferente.

Cuando salimos disparados hacia delante es porque solemos ir a mucha velocidad. Esto hace que nuestra cantidad de movimiento sea mayor. Cuando se produce la frenada (choque contra otro vehículo) y según la primera ley de Newton o principio de inercia, nuestro cuerpo tiende a seguir la dirección del movimiento que llevaba antes de frenar. Las únicas partes que puede continuar su movimiento con mayor facilidad son la cabeza y el tronco, ya que las piernas chocan contra la bici, lo cual hace que nos sintamos impulsados hacia adelante. Si a esto le sumamos que la propia bicicleta hace lo mismo (se levanta la rueda de atrás) ya tenemos las condiciones para salir disparados hacia delante.

El hecho de que caigamos con la cabeza se debe a que el cuerpo es tan grande que no puede girar por completo en el tiempo en que estamos en el aire. Es lo mismo que ocurre con la mermelada y la tostada. También podemos caer con el pecho o la espalda, pero nos golpearemos la cabeza de todas maneras. Esto se explica con el otro caso: caer de lado.

El látigo 
Cuando caemos de lado lo que ocurre es que nuestra cabeza también suele golpear en el suelo. La razón de esto es que ésta actúa a modo de látigo. Cuando hacemos chascar un látigo el extremo lleva mucha más velocidad de la que le proporcionamos al mango. Esto se debe a la conservación de la energía. Cuando aplicamos una energía cinética (energía en forma de movimiento) al látigo, aparecen ondas que se mueven en el interior del mismo. A medida que avanzan por el látigo se encuentran con que éste es más estrecho y por tanto tiene menos masa. Si aplicamos el principio de conservación de la energía, que dice que la energía debe permanecer constante, tenemos que la velocidad tiene que aumentar al disminuir la masa. Recordad que la energía cinética está definida como la mitad del producto de la masa por la velocidad al cuadrado.

Os preguntaréis para qué os he contado este rollo y la respuesta como siempre es sencilla. Nuestra cabeza funciona de manera similar. Lógicamente no nos movemos a tanta velocidad, pero podemos hacer la comparación para entender el fenómeno. Cuando nos caemos de lado, de espaldas, o con el pecho (serían el mango del látigo) reciben una fuerza en el impacto. Nuestra cabeza (extremo del látigo) tiene menos masa que el resto del cuerpo lo que hace que al impactar la velocidad sea mayor.

Esfuerzos que realiza el casco 
Un casco está diseñado para absorber la gran mayoría de la energía del impacto. Sin embargo, si la velocidad es demasiado grande, el casco no es capaz de asimilarla toda y las consecuencias son más graves. Este es el motivo de que cuanto más rápido vamos, más peligro tenemos, y es que el casco te puede salvar la vida, pero no hacer milagros.

Los cascos tienen en su parte interior una especie de espuma dura llamada poliestireno. Este material es muy resistente a los golpes, lo que le hace indicado para la protección de la cabeza. Cuando se sufre un accidente esta parte interna absorbe el impacto, mientras que la parte externa, hecha de policarbonato, es una parte más dura que dispersa la energía del golpe. La combinación de ambos da la protección. Todo esto sin olvidar que las correas de sujeción también son una parte muy importante para nuestra seguridad, ya que afianzan firmemente la cabeza al casco. Destacar que la parte externa está solo en el casco de las motos.

La energía que puede absorber es finita. Para ver esto podemos ir a la expresión de la energía cinética de un cuerpo. Como ya vimos un poco más arriba, esta energía viene definida como la mitad del producto de la masa por la velocidad al cuadrado, de modo que cuanto más rápido vayamos la energía irá aumentando de manera cuadrática. Si por ejemplo un casco de bicicleta proporciona total seguridad para una caída a 20 km/h, para una caída a 50 km/h la cosa ya está más complicada. Con los cascos para motos ocurre lo mismo, aunque para mayores velocidades lógicamente.

Visto lo visto, el uso del caso parece más que conveniente, ¿no? 
El uso del caso está demostrado que funciona para reducir tanto la probabilidad como la gravedad de los daños en un accidente. 

Algunas cosas más sobre el uso del casco 
Algunas veces nuestro casco puede sufrir un golpe por una caída sin importancia, y como no se ha roto mucho lo volvemos a utilizar. Esto es un error. ¿Por qué?

El huevo que no se rompe 
Si cogemos un huevo y lo apretamos con los dedos por las puntas tal y como aparece en la foto, el huevo no se rompe. Tenemos que hacer una fuerza brutal para romperlo así. ¿Cuál es la razón de que no se rompa? La estructura del huevo hace que la fuerza que hacemos se reparta por los laterales del mismo al igual que ocurre en un arco romano. Si en lugar de apretar por ahí, lo hacemos por otro lugar, el huevo se rompe mucho más fácilmente. Es la estructura el secreto de la resistencia del huevo. Pero si rompemos el huevo por un lateral un poco y luego hacemos la misma prueba que al principio, puede pasar algo muy diferente: que el huevo se rompa. Si el casco de la bici o de la moto está un poco roto por un lado, puede que se haya dañado la estructura lo suficiente como para que no pueda protegernos bien en caso de caída. O puede también que se hayan producido fisuras en el material, a pesar de parecer un golpe sin importancia. Por lo tanto, de cascos golpeados nada. 

Para acabar 
Para acabar, nunca dejéis un casco de bici en un coche un día de verano. Algunos cascos de bici con temperaturas un poco altas como la que puede generarse en un coche al sol en verano, puede perder su capacidad de protección.

Cuando dejamos un casco a la intemperie y bajo la acción del Sol, es fácil que lo estropeemos. Los cascos son de muchos colores diferentes y lógicamente no tendremos el mismo comportamiento según el color del mismo, pero si son de colores oscuros (absorben mejor la radiación solar), el cuidado debe ser aún mayor.

La luz del Sol incide en el casco y provoca lógicamente que éste se caliente. Todos los materiales, salvo raras excepciones como el agua (aunque no siempre), tienden a aumentar de volumen al aumentar su temperatura. Esto quiere decir que si lo dejamos de manera prolongada al Sol su tamaño va a aumentar. No os asustéis que el casco no os va a quedar grande la próxima vez que lo pongáis porque el aumento no es observable e incluso puede parecer que no hay cambios en el mismo, pero la estructura interna puede quedar alterada. Esto es debido a que pueden aparecer microrroturas o incluso pequeñas roturas observables a ojo que hacen que el casco no realice bien su función de absorción del impacto en un hipotético futuro accidente.

Y es que el poder de protección del casco radica en su estructura, así que si la alteramos su efectividad puede quedar reducida al mínimo. Lo más aconsejable es guardar el casco en un lugar alejado de la luz solar para evitar posibles problemas, además de tener mucho cuidado a la hora de portarlo ya que incluso dejarlo en el manillar de la bici puede ser dañino para la espuma protectora interna.

Lo dicho, usad casco por vuestra seguridad.

Articulo de: http://www.wisphysics.es/2008/05/buenas-razones-para-usar-el-casco

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
El contenido de la pagina web, imagenes, textos y datos , son propiedad de Bicicletas Bizkaia © www.bicicletasbizkaia.com